miércoles, 14 de diciembre de 2011

El brillo de una lagrima poema romántico de Elena Salva


Amo tu risa noble, a veces contenida,
y alguno que otro gesto de impaciencia temprana.
Esas, tus manos fuertes, tus febriles caricias,
amo tus ojos, mucho más tu mirada.

Amo tu espalda, pues me llevas a cuestas,
cuando lucen mis ojos el brillo de una lágrima,
amo tu boca, que sorbe beso a beso,
el exhausto placer de tantas madrugadas.

Amo en invierno tus felinos abrazos,
y tu piel de verano, toda de sol y de oro,
la luz de tu mirada cuando es primavera
y tu cálido aliento cuando llega el otoño.

Amo hasta los enojos que aparecen a veces
en destellos oscuros furia relampagueando,
En los atardeceres, al alba, a toda hora,
y de una vez por todas, simplemente te amo.


Elena Salvá

Mis poemas y mis libros

En mis sueños siempre estas presente. Eres la mujer que más admiro. La que desperto mi espiritu rebelde, aquel que no se conforma ...