domingo, 19 de agosto de 2012

Un poema de Rosa Monserrat

Fueron unicos testigos de nuestra felicidad,
 la luna y un manto 
de alas negras,conducidas por el viento.
Hadas encantadas a nuestro alrededor
nos cantaban canciones de amor.
 fue cuando tu voz , robandome un beso
me dijo .. te amo...

Cuando alguien te gusta

Claudia...Que haces todavía allí sentada frente a la computadora, no crees que es hora de ir a dormir... Si mamá ya voy murmuro no muy se...